¿Te encanta comprar ‘online’? 10 consejos para protegerte

Share Button

Seguro habrás oído hablar de las historias de horror y sobre el creciente número de robo de identidad relacionado con la actividad de las personas en el Internet. Y si bien, una no está 100% asegurada contra fraude, hay mucho que puedes hacer -al menos para hacerle la vida más difícil a los timadores. Trata de seguir estas 10 reglas de oro y verás que tu información será más dura de atacar:

1. Asegúrate de estar en una página legítima
No debería sorprenderte el saber que existen miles de páginas web fraudulentas. Su intención: hacerte creer que son páginas legítimas y así poder estafarte. Antes de hacer cualquier compra o transacción por Internet, verifica que el URL se vea correcto. Una alerta roja: si el URL tiene alguna extensión que tenga cosas como .rr, .cc, o .cn (en vez de .com) ya que muchas veces no son las páginas verdaderas.

2. No compres en computadores públicos
A veces por conveniencia personas compran o verifican sus cuentas de banco, etc., en computadores públicos de bibliotecas o cafés. Hacer esto, así sea una vez, pone tu información en riesgo a que sea robada. Estas redes son el blanco de ‘hackers’ ya que es muy fácil tener acceso a dichos computadores e instalar programas que les facilite el robo de información Evítalos a toda costa y si es completamente necesario que lo uses, mejor instala un programa que revise el computador (como Microsoft Malicious Software Removal).

3. Verifica que el sitio es seguro
La próxima vez que estés comprando algo online, verifica que tiene un pequeño ícono de candado en la parte derecha inferior de la página o que el url empiece con ‘https://‘ para asegurarte que la página de la que está comprando tiene un certificado de identidad reconociendolo como un negocio online. Si el certificado del sitio es inválido es porque está expirado, no es comprobable o ha sido reportado por algún problema.

4. No creas todo lo que lees
Ciertos ‘criminales cibernéticos’ pueden tratar de atraerte ofreciendo ofertas fantásticas o precios increíbles. Si parece ser demasiado bueno para ser realidad, es probable que sea una estafa.

5. Nunca des tu número de seguridad social
Datos como nombre, dirección, número telefónico and número de tarjeta de crédito son información legítima que siempre solicitan al momento de comprar online. Pero atención, páginas de verdad nunca te pedirán información como número de seguro social, código de identificación bancario, o número de licencia.

6. Evita pagar con tarjeta débito
Lo más recomendable con transacciones online es usar una tarjeta de crédito, y no de débito, ya que éstas no te protegen contra fraude o productos sin entregar de la misma manera que tarjetas de crédito.

7. Organiza tus estados de cuenta
Si en algún momento llegas a ver una discrepancia, por ejemplo que una página te ha cobrado de más en una compra, llama al vendedor y pídeles que corrijan el error. Si no colabora, llama directamente a la compañía de tarjetas de crédito y ellos pueden ayudar a solucionar el problema.

8. No recargues páginas de confirmación que no cargan por completo
Una página web puede accidentalmente cargar tu tarjeta de crédito varias veces si siguen intentanto recargar la página de confirmación de pago. Si esto te llega a suceder, lo más recomendable es llamar directamente al vendedor y confirmar que sí recibieron la orden.

9. Descarga a tu compu una aplicación de anti-phishing
Estos programas (muchos son gratis) te ayudan a verificar si una página es fraudulenta y te alertan si visitas una que solicita información bajo pretensiones falsas.

10. No uses tu correo electrónico personal o de negocios
Lo más recomendable es tener una cuenta separada que usas solamente cuando una página de algún vendedor la solicite. Así no tendrás correos de promoción o cupones en tu cuenta personal y si llegan a entrar a tu correo los daños no son tan graves.

Share Button