Amy Winehouse murió por exceso de alcohol

Share Button

La dura historia de Amy Winehouse

La cantante murió en Londres a los 27 años.

Nuevos resultados revelaron que Amy Winehouse ingirió una  gran cantidad de alcohol la noche que falleció, lo que contradice a las pruebas anteriores que aseguraban que la muerte de la cantante había sido causada por  haber dejado de beber súbitamente.

De acuerdo con información publicada en El Universal, la forense Suzanne Greenway explicó que la intérprete de Rehab supero por cinco el límite legal para conducir bajo los influjos del alcohol, situación que la llevó a la muerte el pasado 23 de julio.

Amy fue encontrada sin vida en su departamento de Londres al los 27 años y, enseguida, su partida se volvió noticia y conmocionó tanto a sus fans, como a sus colegas.

Durante años, la cantante había luchado contra sus adicciones a las drogas y el alcohol y, aunque su padre, Mitch Winehouse, ha asegurado en entrevistas recientes que ya había podido superar ambas, estos resultados indican lo contrario.

Déjanos tu opinión aquí

Share Button