Christina Aguilera, sospechosamente delgada en el anuncio de su nuevo perfume

Share Button

La cantante aparece en el «spot» de promoción de Royal Desire con una figura que nada tiene que ver con su actual talla

Una cosa es hacerte unos retoques con Photoshop para anuciar tu nuevo perfume y otra, es que se te vaya la mano y te quites veinte kilos. Es lo que le ha pasado a Christina Aguilera en la promoción de su última fragancia, Royal Desire, con la que, si lo que pretendía era llamar la atención, ha dado en el clavo, puesto que no habrá nadie que no haya reparado en la milagrosa transformación que la cantante ha sufrido en dichas imágenes.

La «coach» del concurso de talentos «The Voice» aparece radiante en el anuncio de la colonia, luciendo un vestido palabra de honor con escote corazón de color rosa pálido y con un corte de pelo a lo Marilyn Monroe.

Sin embargo, si observamos con atención, enseguida nos percataremos de pequeños fallos en el retoque fotográfico al que fue sometido el cuerpo Aguilera, que dejan al descubierto el engaño. Errores como el de la fallida sombra de su brazo izquierdo, que queda algo deforme a la vista o el de la extraña articulación de la muñeca derecha resultante de disminuir el grosor del brazo.

Y, aunque intenten darnos gato por liebre conesa esculpida barbilla, no hay más que fijarse en las mejillas de la artista en el vídeo, que, aunque también retocadas, siguen correspondiendo a su talla actual, con la que, por cierto, se encuentra satisfecha, según ha declarado en varias ocasiones recientemente.

Quizá por eso no se entiende bien el forzado adelgazamiento de la cantante para este anuncio. ¿O es que le apetecía recordarse como era antes?

Share Button