Cinco tips para que sobre tiempo para ti

Share Button

¿Cuántas veces has deseado que las horas del día se extendieran? ¿Se multiplicaran? Hasta el momento son sólo 24 y tienes que exprimirlas al máximo para que puedas hacer todo lo que deseas: tener tiempo para jugar los niños, sacar un rato para tu pareja, dedicarte unos momentos a ti. Por supuesto, todo esto después de cumplir con tus tareas del hogar y tu trabajo.

La única manera de aprovechar bien el tiempo es organizándote. No hay de otra.

1. Ladrones del tiempo
Identifica qué cosas te quitan el tiempo y búscales solución. ¿Acaso siempre das vueltas como loca buscando llaves? Instala un porta-llaves cerca de la puerta. ¿Haces más de un viaje al supermercado porque siempre olvidas algo? Prepara listas de los artículos que necesitas para que no pierdas tiempo. Cada vez que se acabe algo, apúntalo y verás que cada viaje a la tienda será bien aprovechado.

2. Toma apuntes… de todo
Somos injustas al esperar tanto de nuestra memoria entre trabajo, niños, tareas escolares, quehaceres del hogar, etc. Haz el hábito de cargar con una libreta pequeña (si es un calendario, mejor) o utiliza un programa de tu teléfono celular para apuntar todo. Desde las provisiones y víveres por comprar, citas médicas y esa fiesta de cumpleaños a la que invitaron a tu hijo. De esta manera te mantienes al tanto de tus responsabilidades y puedes olvidar las carreras.

3. El calendario no pasa de moda
Con la tecnología a veces olvidamos las ventajas del papel. Haz una compilación escrita de nombres y números de teléfonos importantes, no debes depender exclusivamente de tu móvil. Mantén un listado de maestros, doctores, padres de los amigos de los niños en el hogar al que ambos padres tengan acceso. Coloca un calendario visible para que todos apunten sus compromisos y estén al tanto de las actividades en familia.

4. Cada tarea tiene su día
Trata de asignar días para cada tarea del hogar o mandado. Múltiples viajes al supermercado no sólo te hacen malgastar el tiempo sino dinero. Establece un día para lavar la ropa, otro para ir de compras y otro para limpiar.

5. En masa
Comprar los artículos de mayor consumo en tu hogar en volumen evitará que salgas desesperada a buscar leche o pan en medio de la semana. Si vas a cocinar una lasagna, trata de hacer dos y congela la segunda. Lava tandas de ropa enteras, ahorrarás agua, energía y aprovechas mejor tu tiempo.

Share Button