El príncipe Enrique podría pedir perdón público por su juerga en Las Vegas

Share Button

La familia real británica quiere restaurar la imagen del hijo pequeño del príncipe Carlos, cada vez más deteriorada por sus escándalos

El desnudo del príncipe Enrique ha causado de nuevo el sonrojo en la familia real británica. Las disculpas públicas no podrían tardar en llegar para tratar de restaurar la imagen del joven, cada vez más deteriorada, por sus juergas, en esta última ocasión por las fotografías publicadas donde aparece sin ropa junto a una chica en Las Vegas.

Tras su regreso a Londres, el príncipe Enrique recibió una buena reprimenda por parte de su abuela, la reina de Inglaterra, y de su padre, el príncipe Carlos. El joven de 27 años tendrá que volver a pedir perdón ante su pueblo, según adelanta el portal de noticias Radar OnLine.

De confirmarse al noticia, no sería la primera vez. En 2005 ya tuvo que disculparse públicamente cuando salieron a la luz fotografías suyas vestido de nazi en una fiesta de disfraces. Cuatro años después, el príncipe Enrique volvió a escandalizar a la sociedad británica cuando se publicó un vídeo donde se le podía ver y oír insultando a un soldado paquistaní.

Según Radar On Line, el príncipe lamenta profundamente el daño que haya podido causar a la familia real británica. El arrependimiento público del joven podría llegar muy pronto, ya que el 29 de agosto comienzan los Juegos Paralímpicos de Londres, y para entonces el asunto debería estar zanjado.

Share Button