Emilio Estefan, no somos ni demócratas ni republicanos

Share Button

Mientras que prominentes celebridades apoyan abiertamente al demócrata Obama o al republicano Romney en la contienda presidencial, Emilio Estefan declara que es independiente, que “nunca ha hecho campaña por ningún partido”, y que su casa “está abierta para cualquier presidente”, especialmente a aquel a quien él pueda exponerle la situación política y social de Cuba, el país de donde emigró a los 14 años de edad.

Cuando Emilio y Gloria Estefan recibieron al presidente Barack Obama en su mansión de Star Island, Miami Beach, en abril del 2010, la avalancha de crítica por parte de la línea más conservadora del exilio cubano de Miami no se hizo esperar. Pero el empresario, hasta el día de hoy, no se arrepiente de haber sido anfitrión del polémico evento.
SI TIENES ALGO QUE DECIR, DILO AQUÍ: NOS INTERESA TU COMENTARIO

Apenas tres semanas antes, los Estefan habían convocado una multitudinaria manifestación en la emblemática Calle 8 de Miami, en apoyo al grupo disidente las Damas de Blanco, en la isla caribeña. El haber organizado esta comida recaudatoria de fondos para los demócratas, provocó irritación entre los exiliados republicanos, que son mayoría en la comunidad cubana local.

“Este es un país libre y cada persona puede tener la opinión que quiera y uno no le tiene que caer bien a cada persona. Hicimos lo correcto, porque no tenemos beneficios políticos o económicos, ni con Cuba, ni con el Presidente Obama ni con el [ex]Presidente Bush, que es muy amigo mío”, dijo en exclusiva Emilio Estefan a HuffPost Voces.

“Respeto lo que la gente piense de mí y de Gloria, pero uno tiene que hacer lo que es correcto con Dios y con la conciencia, por lo menos aquella noche me acosté pensando que hice algo bueno por mi país y por los derechos humanos del mundo”

“El [Barack Obama] pidió ir a mi casa y qué le vas a decir a un presidente: ‘que no fuera a mi casa’. En esos 20 minutos que hablé con Obama le enseñé un miniclip y fotografías de todo lo que estaba pasando en mi país [Cuba]”.

Estefan se sienta con cualquier presidente

La casa de los Estefan en Miami ha sido, en más de una ocasión, escenario para apoyar causas benéficas y Gloria Estefan ha cantando, en más de una oportunidad, en la Casa Blanca, escenario que la pareja ha utilizado para abordar el tema cubano.

Estefan aclaró a HuffPost Voces que ese encuentro con el Presidente Obama fue beneficioso. “Debido a eso, hizo tres anuncios muy importantes sobrelos derechos humanos en Cuba y creo que se ha mantenido porque él [Obama] no ha hecho negociaciones con Cuba”.

El empresario cubanoamericano aclaró que tanto él como su esposa Gloria no son ni demócratas ni republicanos, y que están esperando las próximas convenciones en Tampa y Carolina del Norte para ver qué tiene cada candidato que exponer.

“Yo he tenido la dicha de estar hace dos semanas en la Casa Blanca con el Presidente y hablar sobre inmigración, sobre mi país, Cuba, y cada vez que voy, y he tenido la dicha de conocer a seis presidentes. Trato de defender nuestras raíces, defender sobre todo el dolor de nuestro país”, enfatizó.

En cuanto a la evolución de la política de Estados Unidos hacia Cuba con el próximo presidente de Estados Unidos, Emilio Estefan consideró el peso que tienen los jóvenes de la isla.

“Hay una nueva generación en Cuba y somos un solo país y si yo fuera el presidente de Estados Unidos, yo solamente pediría al gobierno de Cuba que tuviera elecciones y que el pueblo de Cuba elija al presidente que quiera escoger”.

Y expuso en qué no se pueden hacer concesiones. “Todos los presidentes quieren llevarse bien, pero con lo que no se puede hacer negociaciones es con lo que está pasando y lo que ha pasado en cincuenta y pico de años en Cuba: el abuso de la gente, los presos, la gente que ha muerto en el estrecho de Florida buscando libertad y sobre todo que no hay libertad de expresión. Hasta que no exista eso, no puede existir negociación con Cuba”.

Emilio y Gloria Estefan se han convertido en una marca de triunfo del exilio cubano en Estados Unidos, y como el propio empresario expusó en su libro autobiográfico “Ritmo al éxito”, la emigracion forzada “los obligó al sacrificio” y a que “sí se puede conquistar el sueño americano”.

La pareja posee una de las más importantes fortunas en el sur de la Florida, no sólo por el imperio musical que dominan, sino también por sus restaurantes Bongos y Larios, los hoteles Cardozo en Miami Beach y Costa d’Este en Vero Beach, al norte de Miami. También son dueños minoritarios del equipo de futbol Miami Dolphins.

Entre las críticas que la pareja enfrenta de sus detractores -tanto dentro de algunos miembros del exilio como en la isla de Cuba- está el llamarla la “mafia de los Estefan”, similar a como el gobierno de Cuba suele calificar políticamente a los exiliados cubanos que viven en Miami.

Incluso los más recalcitrantes le llaman a Emilio Estefan “El Padrino”, pues en su historial como productor figura el impulso de la carrera de reconocidos artistas como Ricky Martin, Shakira, Marc Anthony, Jennifer Lopez, Alejandro Fernández y otros.

Share Button