Gene Wilder, el cómico que quería hacer reír a su madre

Share Button

897867A nadie se le antojará ningún disparate que de pocas películas, por tontorronas que puedan resultar, se diga que son tan disfrutables como la comedia paródica Young Frankenstein (Mel Brooks, 1974), hasta el punto de que todo cinéfilo curtido es capaz de reconocer a los actores que conforman su reparto.

De ellos, primero se nos fue Marty Feldman en 1982, quien había puesto su rostro peculiar al inolvidable Igor; luego nos despedimos de Madeline Kahn, la joven Elizabeth, en 1999; de Peter Boyle, un monstruo tan salado, en 2006; de Kenneth Mars, el extravagante inspector Kemp, en 2011.

Y ahora tenemos que decirle adiós al protagonista, el querido Gene Wilder, que daba vida al doctor Frankenstein.

Share Button