Hipódromo Hollywood Park cerró sus puertas

Share Button

HipodromoMiles de entusiastas de las carreras de caballos llegaron a compartir el último tramo de la carrera del hipódromo de Inglewood que será demolido para construir miles de viviendas, negocios y oficinas.

Hoy por la tarde, como desde hace 13 años, Elena Martínez barría los cientos de talones de apuestas perdidas diseminadas en los pisos de Betfair Hollywood Park, el hipódromo de Inglewood que cerrará sus puertas, luego de 75 años de existencia.

“Este es un lugar histórico, es una pena que lo cierren”, dijo Martínez. “Fue muy excitante trabajar aquí; poder ver y sentir la emoción de la gente”, explicó.  “La verdad que lo voy a extrañar”, dijo con resignación.

Los puestos de varios empleados fueron transferidos  al hipódromo de Santa Anita, aunque en algunos casos, por menos horas de las que tenían. A Martínez le ofrecieron dos días por semana. “Va a ser difícil, porque son menos horas y es mucho más lejos”, explicó.

Miles de personas llegaban por última vez a compartir el último tramo de la larga carrera del histórico lugar. Juan Carbajal padre y Juan Carbajal hijo estudiaban a los caballos para apostar por última vez.

“Mi papá me traía al hipódromo desde que era chico”, recordó Carbajal hijo. “Da nostalgia saber que lo van a cerrar”.

Carbajal padre dijo que hubo  épocas en los años 80 en que iba al hipódromo todos los días. “Todavía tengo mi carnet de membrecía de ese entonces”, recordó.

Betfair Hollywood Park fue inaugurado en 1938 y llegó a ser muy popular entre celebridades y ejecutivos de la industria del cine que no siempre eran bien recibidos en el hipódromo de Santa Anita.

El hipódromo,  conocido por su lago y sus flamencos rosas, contó entre sus accionistas con figuras como Walt Disney, Bing Crosby, Sam Goldwyn y el co fundador de Warner Bros, Jack L. Warner.

Celebridades como Lucille Ball, Elizabeth Taylor, Michael Jackson y el escritor Charles Bukowsky hicieron apuestas desde el histórico parque.

Con los años, la popularidad de las carreras de caballos fue decayendo, reemplazadas por casinos y apuestas de internet.

Hollywood Park será demolido para dar lugar a la construcción de aproximadamente 3,000 viviendas, negocios y oficinas.

“Las carreras siempre van a seguir”, aseguró el jinete  Camacho, montado a su caballo Justin. Camacho, quien empezó a correr en Inglewood en 1989, dijo que extrañaría las pistas, las cuadras y la historia del lugar. “Me siento triste y nostálgico, pero nada se puede hacer”, opinó. El jockey dijo que seguirá compitiendo, pero desde el hipódromo de Santa Anita.

“Sin duda, vamos a extrañar este lugar”, opinó Arturo Gadlion quien llegó a las carreras con un grupo de aproximadamente 50 personas. “Entre padres, primos, tíos, abuelos y amigos representamos cuatro generaciones de personas que siempre veníamos al hipódromo. Uno de mis primos vino especialmente desde Bakersfield.

Empleados y visitantes coincidieron en el valor histórico del hipódromo de Los Ángeles.

“Yo crecí en Inglewood y miraba al hipódromo todos los días. En cuanto se me presentó la oportunidad de trabajar aquí, no la dejé pasar”, dijo Dwayne Glasgow, técnico del hipódromo durante 8 años, “Este ha sido mi mejor empleo. Somos como una familia”, aseguró. Glasgow señaló que entre el 45 y el 50% de los trabajadores se han quedado sin empleo.

“Entiendo que negocios son negocios, y que no hay que tomárselo de manera personal  Pero en ciertos casos, hay decisiones que deberían considerarse de manera más personal”, concluyó.

Share Button