Kim Kardashian se comió su placenta

Share Button

El próximo episodio mostrará la cena en la que la familia aborda esta cuestión

La decisión de Kim Kardashian de comerse la placenta tras el parto de su hija North West ya no es noticia. Pero sí lo es la forma en que la familia tomó esta decisión. Quizás por ello, el próximo episocio de«Continuamos con los Kardashian» muestra la cena familiar en la casa de Kriss Jenner donde se abordó el tema.

Una entonces embarazada Kim Kardashian preguntó a Sharone, su cocinero, si alguna vez había cocinado una placenta. Éste le contestó que no aunque confesó haberse comido la de su mujer.

«Hay libros de cocina que explican diferentes formas de cocinarla», explica Kim en el episodio. Al parecer, su familia no estaba muy emocionada con la idea. La abuela de la criatura dijo haber perdido el apetito por lo «desagradable» de la situación. Pero Kim se mantuvo firme en sus convicciones y reprochó a su familia tener una «mente cerrada».

Su hermana Kourtney, en cambio, recibió mejor la idea. «¿Por qué no probarlo? Eso es lo que quiero saber», dijo. A lo que añadió quequería tener un tercer hijo para comerse la placenta.

Lo cierto es que Kim Kardashian ya había manifestado su intención de comerse la placenta en el mes de junio, antes de dar a luz a la pequeña North West. Fue en el primer episodio de la octava temporada cuando preguntó al doctor sobre los beneficios que tendría para la salud la ingesta de la placenta.

Share Button