Las 10 mejores posturas sexuales para la playa

Share Button

Para disfrutar con tu pareja y gozar del sexo en estas vacaciones, no hay mejor manera que experimentar nuevas cosas, y si tienes a tu disposición una alberca, una hamaca o el mar, no hay que desperdiciarlos

El verano llega y con él, las dosis de sol, arena, playa, agua y piscina también. Además de las vacaciones y el aumento de sexo. Para experimentar nuevos placeres durante esta temporada, De 10.mx, con información de los sitios cosmohispano.com y nosotras.com, ha realizado una guía para saber cuáles son las mejores posturas sexuales para llevar a la práctica este verano lo mismo en la arena, el mar o la piscina. ¿Quieres saber cuáles son?

El pulpo. Con el hombre recostado en la arena, la mujer se coloca encima de él, y pone las manos por encima de su cabeza y le toma de las manos. Coloca una de sus piernas alrededor de la de él y así la penetración será más sencilla.  ¡Cuidado de hacerlo a escondidas y sobre una toalla,  sino la arena les cobrará la factura!

El rey del Swing. Para hacerlo sobre una hamaca. Él se colocará sentado y ella encima de él muy despacio para rodearle después con las piernas, y pasar por el cuello sus brazos. Puede balancear la hamaca con ayuda de la pareja y así mejorar el ritmo de la penetración.

La sirenita. Para hacerse al interior de una piscina. Colóquense en la parte que menos cubre la alberca, para que el agua sólo le llegue por encima de las rodillas a él. Ella deberá colocarse boca arriba, dejando su trasero al borde y levantando las piernas. Él se quedará de pie y sujetará las piernas de ella para penetrarla.

 

El tiburón salvaje. Puede parecer extraño pero el sexo oral también existe bajo el agua, con ciertos cuidados. Ella puede hacer una felación si se encuentra al borde de la piscina y sin testigos mirones, ya que será más que obvio lo que sucede bajo el agua, pero para él puede ser más fácil, pues ella podría sentarse en las escaleras mientras su hombre practica un buen cunnilingus.

La estrella de mar. Ella se coloca boca arriba en la arena sobre una toalla, mientras que él se coloca a la derecha de la mujer, apoyado en su lado izquierdo. Ella levanta la pierna derecha y él coloca la suya debajo. El muslo del hombre queda entre las piernas de ella. Es una postura excelente si hay cansancio o si tienen la piel irritada que no permita un roce completo de los cuerpos.

El cangrejo. Para practicarse en el mar. Ella se coloca encima de él abrazándolo con las piernas y él la penetra y sostiene mientras se encuentra de pie. Déjense llevar por el ritmo de las olas del mar y que ello les ayude a llevar a cabo cada penetración bajo el mar.

Perrito acuático. Es genial para practicarse cuando hay una colchoneta en la piscina, en la zona de poca profundidad. Ella deberá colocarse boca abajo sobre una colchoneta de tal forma que el trasero quede fuera de la misma. Deberán estar ambos en una zona poco profunda, ya que él se pondrá de pie y la penetrará por detrás. Ella debe tener cierto equilibrio y tomarse fuertemente de la colchoneta mientras él la ayudará sujetándola de los muslos.

 

El pirata. En la piscina ella se coloca de espaldas a él, con el objetivo de que éste la penetre por detrás. Ella estira los brazos y se sostiene de la barda de la piscina y se agacha un poco mientras él la penetra por detrás. Para llevarse a cabo por la noche, piscina privada o sin gente alrededor.

El caracol. El se coloca de espaldas contra la pared de la piscina, mientras que ella se monta en él. El deberá tener los brazos abiertos para detenerse del borde de la piscina o bien puede abrazarla. Ella lo rodeará con las piernas y se mueve de adelante hacia atrás. Es una variante de la postura de cangrejo, pero en alberca y los movimientos deberán ser llevados a cabo por ellos mismos, sin ayuda de las olas.

La conchita. Para realizarse de noche sobre un camastro frente a la playa y cuando ya no haya mirones que perturben la acción. Él se coloca boca arriba y ella encima de él, lo mismo que sus piernas queden colgando y toquen la arena o (depende del tamaño del camastro) dará igual si ella tiene sus rodillas sobre la colchoneta. Ella deberá moverse para ser penetrada y llevar el ritmo más placentero para ambos. Subir, bajar, reclinarse o moverse hacia atrás será su elección.

 

¿Te gusta practicar sexo en la playa?

Share Button