Michael Jackson “confió erróneamente su vida” al doctor Murray

Share Button

El juicio por la muerte de Michael Jackson comenzó este martes en Los Ángeles con el alegato inicial de la acusación, que insistió en la culpabilidad del doctor Conrad Murray, en quien el cantante “confió erróneamente su vida”, en palabras del ayudante del fiscal David Walgren. Murray, de 58 años, era el médico personal del artista en el momento de su muerte por una intoxicación aguda del anestésico hospitalario propofol, y quedó acusado de homicidio involuntario.

El doctor se declaró “no culpable” y podría ser condenado a un máximo de cuatro años de cárcel si el veredicto le es desfavorable. En su exposición de los hechos, Walgren calificó la actuación de Murray como de “flagrante negligencia”. “Las evidencias mostrarán que Michael Jackson confió su vida a las capacidades médicas de Conrad Murray y que eso le costó la muerte”, explicó Walgren.

Uno de los momentos más dramáticos de la primera sesión del juicio fue cuando el ayudante del fiscal mostró al tribunal una grabación de la voz de Jackson tomada por Murray en la que el cantante se expresaba con dificultad -supuestamente bajo los efectos de alguna sustancia- y hablaba de sus planes de futuro. Murray, vestido con un traje gris, escuchó serio el relato de la acusación, que insistió en que el médico le suministró al artista el cóctel de medicamentos que la autopsia determinó que le causó la muerte.

La familia de Michael Jackson acudió casi en pleno a la primera sesión del juicio

Share Button