Operarán a corazón abierto a la hija de Stallone

Share Button

La hija mayor del actor deberá someterse a una intervención quirúrgica el próximo mes de diciembre

“Este es un año terrible, un año horrible para él”, declara Jennifer Flavin, esposa de Sylvester Stallone, para definir en pocas palabras los sentimientos de su marido. Y es que después de la trágica y repentina muerte de su hijo Sage, de 36 años, víctima de una crisis cardiaca, el actor intenta sobrellevar como puede la futura operación a corazón abierto a la que tendrá que ser sometida su hija Sophia el próximo mes de diciembre. “Sylvester está devastado, pero se niega a hablar de su hijo” declara su mujer, y ahora parece que también declina hacerlo sobre la intervención de su hija mayor, a la que está muy unido.

Sylvester, que a pesar de su imagen de tipo duro en papeles como RockyRambo es una persona cercana y sensible, estaba intentando asimilar las grandes pérdidas en su vida, la de su hijo y su hermana Toni Ann Filiti, quien fallecía el pasado agosto víctima de un cáncer de pulmón, cuando le ha llegado como un jarro de agua fría la noticia de la operación de la niña de sus ojos. 

Sophia, cuya intervención está programada para ocho días antes de Navidad, fue operada por primera vez cuando tan solo tenía dos meses de una malformación cardiaca en el UCLA Medical Center y el procedimiento fue muy bien. Sin embargo, ahora 16 años después, Sophia deberá volver a un quirófano debido a cierto problema en las válvulas cardiacas. “Todos los días pienso en mi corazón”, dijo la hermosa chica de 16 años en la revista París Match.“Como sano y, como me fatigo más de lo normal, tengo que estar siempre atenta al hacer deporte. Ahora deben operarme de nuevo porque el tejido que me colocaron se ha agrandado con el tiempo y tengo problemas en las válvulas. Si todo va bien, pasaré cinco días en el hospital” declaraba Sophia en la publicación francesa.

Share Button