Seis expresiones que no debes decir en la oficina

Share Button

Ya sea porque reflejan una mala luz en ti o porque pueden ofender a alguien, evita comenzar un argumento con estas frases.

“Odio cuando…”
La palabra ‘odio’ es muy fuerte. Mejor explica los elementos específicos que no te gustan de un plan.

“No es mi culpa”
Aunque sea cierto que no es tu responsabilidad que se haya cometido un error o desacierto, esto te hace sonar muy a la defensiva y no lograrás que la gente te valore a ti o tu opinión.

“Estoy confundida”
Esto insinúa que la otra persona no se explicó bien. Es mejor que digas algo como “sólo para confirmar” e ir sobre el plan o propuesta.

“Tú debiste…”
Suena a regaño. Para hacer sonar una crítica de manera más positiva mejor di algo como: “Para la próxima ocasión podrías…”.

“Soy una idiota”
Las mujeres suelen ser muy duras consigo mismas cuando han cometido un error o se sienten avergonzadas porque no entienden un concepto. No te llames de esa manera, estás abriendo la puerta para que otros te miren igual. Tampoco temas a preguntar hasta que estés segura de la acción que debes tomar.

“Voy a tratar”
Esta expresión implica que no estás segura que puedes realizar una tarea y puede ser interpretada como un aviso de un posible fracaso.

¿Qué otras expresiones evitas decir en tu trabajo?

Share Button