Sexo, romance y seducción en el Euphoria Tour

Share Button

Dos horas de retraso no fueron impedimento para que los asistentes al Mark G. Etess Arena de esta ciudad se contagiaran con la euforia de Enrique Iglesias, Prince Royce y Pitbull, quienes armaron la fiesta en grande con el paso del Euphoria Tour por esta ciudad la noche del pasado 24 de septiembre.

Ya fuera con la sensualidad de Enrique, el romanticismo de Royce o la sexualidad de Pitbull, el público de Nueva Jersey disfrutó de principio a fin a lo largo de las poco más de tres horas del show, en las que no dejaron de corear y de bailar las canciones de sus ídolos.

El primero en aparecer en escena fue Prince Royce, a quien le tocaba la nada fácil tarea de enfrentar al público que había estado esperando por más de 120 minutos a que empezara el concierto, anunciado para iniciar a las 8:00 PM, tiempo local. El retraso se debió a que algunos de los camiones que transportaron parte del equipo de Boston a Nueva Jersey, llegaron tarde y eso movió toda la agenda.

Sin embargo, bastó que Royce apareciera sobre el entarimado de la Mark G. Etess Arena, para que a la gente no sólo se le olvidara el tiempo que había estado esperando, sino que de inmediato se involucró con el joven cantante de origen dominicano.

Ya fuera por su música, por su carisma o por su sencilla personalidad, pero Royce se echó de inmediato al público a la bolsa con temas como Stand by me, Corazón sin cara, y su más reciente tema en inglés Addicted, que fue muy bien recibido por la audiencia que en su gran mayoría era público anglosajón.

Con el ambiente elevado gracias al romanticismo de Royce, tocó el turno a Pitbull llevarlo hasta los niveles de fiesta, y el cubano-americano así lo hizo. Y es que luego de haber faltado al inicio de la gira la noche anterior en Boston por motivos ajenos a él, Pitbull se desquitó en esta presentación y literalmente sudó de principio a fin entregándose a sus seguidores.

Acompañado de su banda, el rapero latino de moda dio un repaso por sus éxitos que si por algo se han caracterizado es por poner a bailar a la gente desde las primeras notas, y esta vez no fue la excepción. I know you want me (Calle ocho), Hotel room service, Rain over me, entre otras, se escucharon en el recinto de Atlantic City, que para entonces ya se había convertido como en un club.

Pitbull tuvo como invitada especial a la cantante Nayer, quien tuvo una breve intervención individual y posteriormente se unió al rapero para interpretar el más reciente éxito Give me Everything, con el que cerraría su intervención.

El plato fuerte de la noche llegó con el español Enrique Iglesias, y así se sintió en la arena, pues apenas apareció sobre el entarimado hubo una ovación ensordecedora.

“Me dijeron que todo lo que pasa en Atlantic City, se queda en Atlantic City”, dijo el cantante, para de inmediato interpretar su tema Tonight, el cual decidió cantar en la versión no censurada, por lo que en el coro en lugar de escucharse “I’m loving you”, se escuchó la frase que incluye la palabra con la letra “f”.

Acompañado de su banda y de un grupo de coristas, Enrique ofreció un repaso por sus grandes éxitos, que incluyeron no solamente los cantados en inglés, sino también los de español. Así, se escucharon además Dirty dancer, No me digas que no, Cuando me enamoro, entre otros.

Una de las cosas que caracterizó el set de Enrique fue la interacción con su público, no solo al momento de dirigirse a ellos sino al grado de subir a dos personas al escenario a brindar y hasta dejarlos cantar, como fue el caso de un señor de 55 años de origen italiano, al que pidió cantar un fragmento de ‘O sole mio.

Así, después de más de tres horas de concierto concluyó la segunda parada del Euphoria Tour, que hasta el momento, y a pesar de los contratiempos, ha resultado un éxito en sus dos primeros conciertos. Si acaso, la gente sigue esperando una intervención a la vez de Enrique, Royce y Pitbull sobre el escenario, la cual hasta el momento no se ha dado.

¿Te gustaría que cantaran juntos en la gira?

Share Button