Tener Sexo entre 2 y 3 veces por semana tienen un efecto positivo

Share Button

Tener relaciones sexuales entre 2 y 3 veces por semana tienen un efecto positivo en el estado de ánimo y en el sistema inmunológico.

Como es sabido, las relaciones sexuales que se disfrutan tienen diversos efectos positivos para la salud. Estimulan el sistema circulatorio, ejercitan el corazón, promueven una mayor oxigenación de la sangre, mueven músculos que pocas veces ponemos en acción -con lo que también se beneficia la digestión-, consumen calorías y activan la producción de hormonas que, a su vez, favorecen la elasticidad y brillo de la piel.

Además de todo esto, tienen un efecto positivo en el estado de ánimo y en el sistema inmunológico, así que visto desde esta perspectiva, favorecen la prevención de enfermedades.

¿Por qué previenen padecimientos?

Tener relaciones sexuales entre 2 y 3 veces por semana ha mostrado incrementar de manera sustancial los niveles de inmunoglobulina A, un anticuerpo que ayuda a mantener a los agentes patógenos a raya, especialmente los causantes de la gripa. Eso sí, los estudios han mostrado que más relaciones sexuales, digamos todos los días, no necesariamente significa un sistema de defensas más fuerte; para estos fines, al parecer el número ideal es un par de veces semanales.

Pero si su preocupación no es precisamente la gripa sino más bien estar más sano en general, seguramente le interesará saber que las descargas hormonales generadas por la excitación aumentan la producción de células fagocíticas que combaten virus y bacterias además de impedir la proliferación de células cancerígenas.

También hay buenas noticias para quienes padecen de alergias o asma, pues la cascada de descargas provocadas por la satisfacción sexual puede funcionar como antihistamínico natural.

Los besos que comúnmente se intercambian en las relaciones sexuales, también juegan un papel muy importante. Mediante un beso apasionado intercambiamos agua, sal, grasa y cerca de 250 bacterias que estimulan la formación de defensas y una mejor salud, además de que favorece una buena digestión. Una nunca sabe los beneficios que puede tener la saliva de la pareja. Y con la mayor cantidad de saliva que uno mismo produce durante un beso, se disminuye la acidez en la boca, los dientes quedan más limpios y fuertes y se ayuda a evitar la caries.

Share Button