Irene detiene el trajín de los neoyorquinos

Share Button

Unas 250 mil personas son evacuadas y el servicio de transporte suspendido

Unas 250 mil personas son evacuadas de las zonas más bajas de la ciudad y el servicio de transporte  suspendido desde el mediodía de hoy, como medidas de emergencias ante la posible llegada del huracán Irene a la Gran Manzana.

“Tenemos que prepararnos para lo peor y esperar por lo mejor”, dijo ayer el alcalde Michael Bloomberg anunciando que la evacuación obligatoria de unos 250,000 residentes de las zonas más bajas de la ciudad estaría finalizada para las 5:00 pm de hoy.

En el mejor de los casos habrá grandes lluvias, marea y olas altas, recomendando que los residentes se alejen de los parques y se preparen de acuerdo a las indicaciones que se han venido dando.

El gobernador Andrew Cuomo declaró el estado de emergencia y la MTA suspenderá el transporte público de autobuses y trenes subterráneos al medio día de hoy.

Los ferrocarriles de Long Island y Metro North se suspenderán antes de que los vientos lleguen a 39 millas/hora. El servicio de ferry cuando lleguen a las 46 y los puentes a las 60 millas se cerrarán para evitar que el viento vuele los autos.

No habrá tampoco servicio de Acces-A-Ride desde hoy hasta el lunes. Solamente trabajaran con la Oficina de Manejo de Emergencias (OEM) evacuando a residentes incapacitados.

Las autoridades informaron que los taxistas sin medallón podrán recoger a los pasageros en cualquier parte durante la emergencia.

Los dos aeropuertos de Nueva York están cerca del agua y podrían inundarse, al igual que varios vecindarios de población densa, advirtieron las autoridades.

En un último intento de informar a su distrito antes del huracán, el concejal James Sanders Jr. se reunió ayer con los servicios de emergencia, líderes comunitarios y religiosos de Far Rockaway.

Share Button