Merengueros

Share Button

El Torito convoca a sus colegas para debatir y buscar soluciones este martes a las 6 en el Barceló, antiguo Lina.

El merengue está en baja. Sólo los merengueros pueden salvarlo. Si cambian la filosofía y se olvidan de las disqueras y de los viejos tiempos.

Reingeniería es la palabra de orden. Reingeniería y unidad, como si fuesen uno de esos “gremios choferiles”.

La realidad actual es mucho más crítica que meses atrás. Y tiende a ponerse peor. Al unirse Brahma y la Cervecería, se acabó la competencia, y por tanto serán menos las posibilidades de tocar festivales, fiestas patronales, etc. Por tanto, menos son las posibilidades para el merengue.

El dembow -ya lo dije la semana pasada- ha llegado con esa fuerza más, a restar espacios a otros géneros, y agregar mal gusto, discursos chabacanos, el doble sentido que ya no es doble, sino directo, y sobre todo una pobreza musical atorrante.

Pero lo que es menos puede ser más. Si los merengueros (léase intérpretes, líderes de orquestas, compositores, arreglistas, productores, locutores, productores radiales y televisivos) asumen una posición constructiva y de unidad, pueden salvar el género y su plato de comida. Mente abierta, bajen precios, acomódense al mercado y refresquen el merengue con colores atractivos a los jóvenes. Así habrá merengue para rato.

Share Button